San Vicente de la Barquera

Ir a la pagina de inicio
San Vicente de la Barquera
25-05-2018

Actualidad

Vélez anima a todos los vecinos a participar en la celebración del 800 aniversario del Fuero

El profesor de Historia Medieval de la Universidad de Cantabria, Jesús Ángel Solórzano y el doctor e historiador José Manuel Pastor hablaron de la villa y su Carta Magna

El alcalde de San Vicente de la Barquera, Julián Vélez, presentó el programa de actos de celebración del 800 aniversario de la concesión del Fuero por el rey Alfonso VII a esta villa, en un acto que tuvo lugar el viernes por la noche en el auditorio municipal.

 

Vélez subrayó la «exquisita» labor de la comisión encargada de proponer las líneas de trabajo, y que estuvo formada por Justo Barredá, director general de la Consejería de Cultura, Jesús Solórzano, profesor de la Universidad de Cantabria, José Luis Casado, historiador del Centro de Estudios Montañeses, Adolfo Noriega, secretario de la Cofradía de Pescadores, José Cembreros, presidente de los empresarios barquereños, y los concejales Rafael Sánchez (PP) y Florencio Roiz (PRC).

 

El alcalde anunció que uno de los miembros de la Casa Real «probablemente participará en esta celebración» con su asistencia a la futura convención de villas aforadas de la costa, que el propio Ayuntamiento de San Vicente prepara para después del verano.

 

Vélez, tras alabar el trabajo técnico que hará posible la edición de un libro excepcional de historia, «para cada una de las familias del municipio», además de un facsímil del Fuero y una guía escolar; así como exposiciones, conferencias, y otros actos, como el que se prepara en la casa de Cantabria en Madrid. El alcalde se dirigió a los vecinos para pedirles su participación en esta celebración. «Queremos contar con todos vosotros», dijo, y les animó a sumarse a los actos que tendrán lugar a lo largo de todo el año.

 

El profesor de Historia Medieval de la Universidad de Cantabria, Jesús Ángel Solórzano, explicó que un fuero es «una carta de derechos y obligaciones», cuya primera consecuencia es la creación de un centro urbano. «Antes de ser aforada San Vicente era una aldea más», en la que el rey Alfonso VIII, el vencedor de la trascendental batalla de Navas de Tolosa, fió su ojos porque «era el último enclave de la frontera y representaba una salida al mar para Castilla». Señaló que otra de las consecuencias de la concesión del Fuero fue la reorganización del territorio y su repoblación por gentes llegadas de otros territorios.

 

Jesús Ángel Solórzano, junto con Beatriz Arizaga, preparan el capítulo San Vicente de la Barquera en la Edad Media, que formará parte del libro que recoge la historia de San Vicente durante los últimos ocho siglos, y citó otros autores que intervienen en el mismo, como Juan Carlos García y Virginia Carracedo, Medio físico y papel humano en la construcción de un paisaje singular, Roberto Vázquez, con el Entorno rural de la villa en la Edad Media (siglos VIII-XIII), Ramón Maruri, María Eugenia Escudero y, por supuesto, José Luis Casado.

 

José Manuel Pastor, periodista y médico jefe de Hematología en el hospital de Valdecilla, realizó un recorrido por el patrimonio artístico de San Vicente, cuyo primer ejemplo es la iglesia de Nuestra Señora de la Ángeles, construida a raíz de la concesión del Fuero.

La riqueza generada por privilegios económicos, impulsó la actividad de los astilleros, amplió el horizonte de las pesquerías y llevó a los marinos barquereños a participar en las batallas más importantes contra la morería, como en Sevilla, Tarifa o Cádiz.

 

A la sombra de la prosperidad surgieron edificios como el hospital de Abaño o el castillo, el convento de San Luis o el Santuario de la barquera, donde un barco colgado del techo señala a los marinos los vientos peligrosos, así como muchos edificios de linajes importantes en la villa.

 

La iglesia, con su portada románica y su nave de estilo gótico primitivo, encierra en su interior la escultura de Antonio del Corro, «una de las más brillantes del Renacimiento», señaló, ensalzando después la serenidad de la escultura gótica de la virgen con el niño lactante, en el altar, en contraposición al dramatismo barroco del Cristo yacente.

 

Por último, se refirió al más evidente de los patrimonios, como es la belleza natural de la villa, enclavada entre dos rías, montañas y bosques.

 

-Informacion sindicada
-Informacion sindicada
-Informacion sindicada
-Informacion sindicada
-Informacion sindicada OPML






Pie
Garantías y condiciones de uso    Fecha actualización 25/05/2018    Rss:Rss
Consejería de Empleo y Bienestar Social
Plan Avanza
Administración Local