San Vicente de la Barquera

Ir a la pagina de inicio
San Vicente de la Barquera
17-07-2018

Actualidad

El PGOU de San Vicente podría entrar en vigor en la primavera de 2012

El Ayuntamiento propone un planeamiento prudente, no desarrollista, adaptado a la realidad de un municipio que no dispone de suelo para uso industrial, ni deportivo, ni de servicios

El proceso de redacción del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de San Vicente de la Barquera continúa su «paso firme», señaló ayer el alcalde, Julián Vélez, en una charla-coloquio que ofreció a todos los vecinos en el auditorio municipal.

 

  El PGOU barquereño, junto con el Informe de Sostenibilidad Ambiental (ISA), finalizaron su periodo de exposición pública el pasado 30 de septiembre, con el objeto de recoger las sugerencias de los vecinos y completar así otra etapa antes de proceder su aprobación inicial por el Pleno municipal.

 

«El PGOU es mucho más que construir chalés», comenzó aclarando el alcalde, «tenemos que definir la gestión del suelo que concretará el modelo de San Vicente durante varias décadas».

 

Señaló que las actuales herramientas de planeamiento urbano estaban desfasadas, tras la anulación de las Normas Subsidiarias, como consecuencia, a su vez, de la anulación del Plan Especial de Oyambre. «Las que rigen el suelo urbano datan de 1993 y las de suelo rústico de 1983».

 

El suelo urbano de San Vicente está prácticamente agotado. Tampoco se dispone suelo para uso deportivo, ni de servicios, ni industrial, lo que origina que los talleres estén ubicados en los bajos de los edificios del centro del pueblo. «El nuevo PGOU dará solución a toda esta situación obsoleta», que impide el desarrollo normal de una villa que no puede ofrecer viviendas a los jóvenes ni espacio para las nuevas empresas que pretenden ubicarse.

 

Planteamiento prudente

 

Vélez indicó que la propuesta de planeamiento del equipo de gobierno es «prudente, razonable y no desarrollista, pero con los pies en la tierra y mirando la realidad».

 

En este sentido indicó que las decisiones se han tomado siempre siguiendo las directrices marcadas por el Plan de Ordenación de Recursos Naturales de Oyambre (PORN), el Plan de Ordenación del Litoral (POL), los informes sectoriales y todas las indicaciones recibidas tras múltiples reuniones entre el equipo redactor, técnicos municipales y de la Administración.

 

«San Vicente necesita con urgencia un nuevo PGOU y hemos redactado una propuesta que encuentre las menos trabas posibles», subrayó. Si los plazos previstos se cumplen el nuevo PGOU de san Vicente podría entrar en vigor hacia la primavera de 2012.

 

Retraso obligado

 

La necesidad de basarse en las directrices del PORN —que ya es una realidad tras su aprobación inicial y dos periodos de información pública—, ha obligado al Ayuntamiento a esperar muchos años para poder disponer de la seguridad jurídica actual. «No hemos querido aventurarnos con propuestas  precipitadas antes de conocer las orientaciones del PORN», señaló.

 

Infraestructuras apropiadas

 

El retraso obligado en la redacción del PGOU ha ocasionado indirectamente que las actuales propuestas tengan bases más sólidas, al haberse completado la red de abastecimiento de agua con el Plan Valdáliga, que recorre todo el municipio y con la Autovía del Agua, ya conectada a La Acebosa.

 

«No hemos tenido problemas de caudal este verano, con un crecimiento desde 5.000 habitantes hasta 16.000 habitantes, y 30.000 visitantes algunos días en las playas», indicó. Los planes de saneamiento no se detienen, y ya son realidad en La Revilla, La Acebosa y a punto en Abaño. «Tenemos asfaltado todo el municipio, con nuevos centros urbanos en los pueblos», subrayó.

 

Tipos de suelo

 

Vélez explicó que la propuesta del PGOU define tres tipos de suelo: el urbano, dotado con todos los servicios; el urbanizable, con un desarrollo posible únicamente a través de planes parciales; y el rústico, con protección ordinaria o especial, que en este último caso es intocable. Por otra parte, se contemplan los 100 y 500 primeros metros de la costa, con todas sus limitaciones, así como las prescripciones de distancias de Carreteras, la Confederación Hidrográfica o del FEVE, junto con los condicionantes que marca el Parque de Oyambre, en el que está incluido el 89% del municipio.

 

Áreas del PGOU

 

El alcalde explicó que la propuesta que se ha expuesto públicamente carecía de alturas y densidades, pero está apoyada en cuatro pilares:

 

a)     Zona amplia para viviendas sociales, que es una parte adelantada del PGOU.

b)    Un suelo para servicios en la salida de la autovía, donde se ubicarán actividades deportivas, industriales y de servicios.

c)     La consolidación de los núcleos de los pueblos como suelo urbano.

d)    Una zona para viviendas libres muy limitada, en Boria y La Calzada.

 

Belleza intocable

 

«No vamos a poner puertas al mar», apuntó Vélez, «las laderas de las playas y el entorno de las rías son intocables», pero añadió que San Vicente no es un asentamiento de nueva creación, sino un lugar al que se le otorgó un Fuero hace 800 años, para hacer posible un gran puerto y una gran villa.

 

«Nuestro pueblo es una imagen de belleza intocable, pero detrás de esa postal hay miles de vecinos que necesitan espacios para vivir, hacer deporte, instalar sus industrias y negocios», concluyó Vélez.

 

-Informacion sindicada
-Informacion sindicada
-Informacion sindicada
-Informacion sindicada
-Informacion sindicada OPML






Pie
Garantías y condiciones de uso    Fecha actualización 17/07/2018    Rss:Rss
Consejería de Empleo y Bienestar Social
Plan Avanza
Administración Local