San Vicente de la Barquera

Ir a la pagina de inicio
San Vicente de la Barquera
01-11-2014

Actualidad

Los barcos y los hombres de la mar en la construcción de San Vicente de la Barquera

El historiador José Luis Casado Soto pronunció la sexta conferencia del ciclo programado por el Ayuntamiento, en conmemoración del 800 aniversario de la concesión del Fuero a la villa.

 

Casado lleva 30 años estudiando la historia de San Vicente, y participó en la excavación submarina más importante del litoral cántabro, llevada a cabo en la ría barquereña, con la participación de 26 arqueólogos.

 

El material extraído retrocede hasta 4.000 años atrás, lo que indica que este lugar estuvo poblado desde esa fecha. La pieza más antigua es un caldero de bronce originario de las Islas Británicas, lo que indica que ya existía comunicación por mar en esa época temprana.

 

El historiador destacó que San Vicente es un puerto natural privilegiado, por su belleza natural y por contar con la seguridad naval que confiere su condición de ría. Los romanos trazaron rutas de comunicaciones por mar y tierra, con importantes obras públicas, y eligieron los puertos de Irún, Castro Urdiales, Santander, San Vicente, Gijón y La Coruña. El resto de puertos están formados por desembocaduras de ríos, más abiertos al mar y peligrosos por el encuentro de las aguas.

 

En 2.000 a.C. se navegaba por el mar en barcos de un solo madero (tallados en un tronco) y por los estuarios en barcas cosidas con pieles y grasa.

 

El acueducto

 

Una de las obras públicas más importantes que los romanos llevaron a cabo fue el acueducto que llevaba el agua desde El Hortigal hasta San Vicente, de dos kilómetros de largo, contruido con piedra y tubos de cerámica embutidos, con tramos sobre arcos y también subterráneos. Esta obra tuvo que suponer un coste extraordinario, acorde con la importancia del puerto a abastecer.

 

Existe un acueducto similar en Castro Urdiales, del que se conservan 700 metros, pero ninguno más en Cantabria.

 

Frente a la valiosa documentación que se conserva de los romanos, existe otra época obscura, que abarca la Alta Edad Media, de la que casi no se sabe nada de la historia de San Vicente.

 

Puerto Apleca

 

En el siglo XI aparecen los primeros datos, que hablan de Puerto Apleca, identificando este toponímico con San Vicente. En ese momento la economía se reduce a la pesca y la agricultura, con una esperanza de vida de 30 años.

 

Los primeros mapas de la costa, realizados a vista de pájaro, fueron dibujados por Pedro de Texeira, hacia 1625, lo que prueba su ingenio, ya que no existía ninguna máquina capaz de volar en esos años (El primer ascenso de un globo tripulado fue en parís el 15 de octubre de 1783).

 

El resurgir

 

La concesión del fuero cambiaría todo este panorama de pobreza. El rey otorga la libertad a todos los hombres, que desde ese momento trabajarán para sí mismo y serán propietarios de sus bienes.

 

Esta liberación, junto con la exención de impuestos, el libre comercio de la sal, que permite conservarlo y venderlo a largas distancias, y la concesión de hegemonía económica y jurídica sobre los puertos de la costa occidental convierten a San Vicente en una de las primeras ciudades del norte durante los siglos XV y XVI.

 

Pocos años después de la concesión del Fuero la economía es tan floreciente que 28 concejos se ponen de aceurdo para construir el Lazareto de Abaño.

 

Rutas oceánicas

 

Las chalupas de San Vicente eran construcción de alta tecnología en su época, y navegaban a Canarias e Irlanda desde el siglo XIV.

 

La flota del segundo viaje de Colón estuvo integrada en parte por chalupas de San Vicente

 

-Informacion sindicada
-Informacion sindicada
-Informacion sindicada
-Informacion sindicada
-Informacion sindicada OPML




Registrarse



Pie
Garantías y condiciones de uso    Fecha actualización 01/11/2014    Rss:Rss
Consejería de Empleo y Bienestar Social
Plan Avanza
Administración Local