San Vicente de la Barquera

Ir a la pagina de inicio
San Vicente de la Barquera
17-07-2018

Actualidad

La EDAR de San Vicente de la Barquera, una estación pionera que depura 2,5 millones de litros de agua cada día

Las I Jornadas Didácticas de Puertas Abiertas, coincidentes con el Día Mundial del Agua, continúan su programa en Cantabria con la visita a la estación depuradora de aguas residuales (EDAR) de San Vicente de la Barquera, que depura una media diaria de más de 2,5 millones de litros de agua antes de llegar al mar, un trabajo muy preciso en una zona declara ‘sensible’ a los vertidos, por estar en el entorno del Parque Natural de Oyambre.

 

Eva Castillo, la responsable de esta EDAR, fue la encargada de explicar las fases de depuración, ayudada por un mapa que visualizaba los distintos procesos que tienen lugar desde que el agua entra en la planta hasta que sale al mar. Castillo preparó muestras de agua pertenecientes a los puntos más significativos del su recorrido, subrayando que en la EDAR «cada gota de agua necesita una media de dos días para su completa depuración».

Posteriormente acompañó a los participantes por el interior de la estación depuradora, con el fin de explicar in situ la aplicación del procedimiento teórico.

 

Asistieron a esta jornada los concejales Rafael Sánchez, Magdalena Navarro y Dionisio Luguera, así como Leandro Morante, director de CIMA, Sergio Lázaro, de Mare, Javier Reinosa, de Aqualia, y Diana Medrano, de la EDAR de Reinosa.

 

Estación pionera

 

La EDAR de San Vicente fue la primera en Cantabria, de tamaño mediano, en cumplir la normativa de la Comunidad Europea para el Tratamiento de Aguas Residuales Urbanas.

 

Esta planta tecnológica depura las aguas residuales domésticas y pluviales de San Vicente de la Barquera y de La Revilla, desde el año 1999, fecha de su inauguración.

 

Cuatro estaciones de bombeo conducen el agua hasta la EDAR, ubicada a unos 50 metros de altura sobre el nivel del mar, para su tratamiento adecuado, antes de ser vertida al medio receptor. El agua residual de origen doméstico se caracteriza por ser altamente biodegradable, por lo que los principales responsables de la depuración son los microorganismos de origen fecal.

 

LÍNEA DE AGUA

 

Pre tratamiento

 
Inicialmente se pasan las aguas negras por unas rejas para separar los sólidos de tamaño superior a tres milímetros, que luego se deshidratan y se vierten a contenedor, para la posterior recogida por el servicio municipal. Las aguas que han pasado las rejas continúan por un canal donde se separan las arenas y los flotantes.

 

Tratamiento secundario

 

Mediante el proceso de fangos activados el agua residual se mezcla con la biomasa en los reactores biológicos, para facilitar los procesos de degradación de la materia orgánica y sintetizar más biomasa. A continuación, se separa el fango del agua en los decantadores.

Tratamiento terciario
 
El agua pasa por un canal de radiación ultravioleta para inactivar los microorganismos de origen patógeno. El agua estará entonces desinfectada y en condiciones óptimas para su vertido al mar.

 

LÍNEA DE FANGO

 

El fango en exceso se lleva a un espesador para ser concentrado, y posteriormente a una centrifugadora para su deshidratación, donde alcanza sequedades próximas al 20%. El fango se almacena después en un silo con capacidad para 20 toneladas, y desde allí se transporta a planta de tratamiento para la recuperación de energía.

 

LÍNEA DE AIRE
 
Consiste en la eliminación del gas sulfhídrico, muy molesto por su olor a huevos podridos, a base de una neutralización química.

Galeria imagenes




 

-Informacion sindicada
-Informacion sindicada
-Informacion sindicada
-Informacion sindicada
-Informacion sindicada OPML






Pie
Garantías y condiciones de uso    Fecha actualización 17/07/2018    Rss:Rss
Consejería de Empleo y Bienestar Social
Plan Avanza
Administración Local